open

Bienvenido al MuséoParc Alésia  

En pleno centro de Borgoña, en Côte-d’Or, en un excepcional entorno natural, podrá visitar, durante una excursión, el MuséoParc Alésia.
 
open

Alesia, un poco de historia 

Alesia es el lugar donde tuvo lugar, en el año 52 a. C., el famoso enfrentamiento entre el ejército romano de Julio César y los ejércitos galos de Vercingétorix.
Estamos a finales del verano y hace ya seis años que Julio César comenzó la conquista de los territorios galos (La guerra de las Galias). Vercingétorix, a la cabeza de la coalición gala, intenta frenar el avance del general romano. Después de un ataque fallido, Vercingétorix se refugia en el oppidum de Alesia, plaza fuerte de los mandubios. Los romanos les persiguen y comienzan el asedio de la plaza fuerte. Instalan sus campamentos en las colinas de los alrededores y construyen dos líneas de fortificación compuestas por murallas, torres y trampas. La primera, de 15 kilómetros de longitud, rodea el oppidum e impide salir a los galos. La segunda, de 21 kilómetros, protege los campos romanos de la próxima llegada de un inmenso ejército de reserva galo. Después de una larga espera, los combates causan estragos en la planicie. Los romanos están atrapados entre dos fuegos. Llueven los proyectiles de las máquinas de guerra romanas y Julio César llama a sus legionarios y reservas: los honderos, los arqueros y los soldados de caballería germanos con los que consigue la victoria final. Vercingétorix es hecho prisionero y conducido a Roma. Un año más tarde, en el año 51 a. C., la guerra termina, y las Galias pasan a ser galo-romanas.

open

¿Qué visitar? El Centro de interpretación 

¡Déjese arrastrar al corazón de la historia! El Centro de interpretación del MuséoParc Alésia le propone una inmersión a tamaño natural en la historia: la conquista de la Galia por los Romanos, el asedio de Alesia en el año 52 a. C., Julio César contra Vercingétorix. Déjese sumergir en el corazón de los combates a través de objetos antiguos y facsímiles, diorama, películas, maquetas, terminales multimedia y reproducciones de máquinas de guerra.
Se han reconstruido a tamaño natural unos cien metros de las fortificaciones romanas. Una tropa reconstituida, gracias a sus conocimientos y a su placer de transmitir, le permitirá descubrir la vida cotidiana en un campamento romano y le propondrá asistir al entrenamiento de los legionarios (demostraciones de combates y maniobras). También podrá ver la reproducción de máquinas de guerra romanas utilizadas en el asedio de Alesia.
La terraza vegetalizada del Centro de interpretación, con robles y abedules, le ofrece una vista panorámica de 360° del monte Auxois y de las colinas cercanas donde estaban situados los campamentos de los ejércitos romanos.
Duración media de la visita: 3 h aproximadamente

open

Los vestigios de la ciudad galo-romana 

En la cima del monte Auxois, que fue la plaza fuerte de las tropas galas, se encuentran los vestigios de la ciudad galo-romana que se desarrolló durante los primeros siglos de nuestra era, en la que vivían varios miles de personas. Podrá visitar el centro monumental (teatro, templo, basílica civil, etc.) y los barrios de los artesanos y de habitación.

open

La estatua de Vercingétorix 

Para terminar su visita, puede dirigirse al oeste del monte Auxois, precisamente donde el oppidum domina el campo de la última batalla que enfrentó a Galos y Romanos, para ver la famosa estatua de Vercingétorix.
Para conmemorar el final y el éxito de las investigaciones realizadas en Alesia, Napoleón III encargó al escultor Aimé Millet una colosal estatua de Vercingétorix. Con una altura de 6,60 metros, esta obra de chapa de cobre se erigió en 1865. Su pedestal de piedra de 7 metros fue diseñado por el arquitecto Viollet‑le-Duc.
La cara de Vercingétorix, inspirada en Napoleón III de joven, y su actitud, expresan la resignación después de la derrota. La representación está llena de anacronismos. El collar de perlas es pura fantasía. El peto, la espada y las cintas que ciñen los braies (pantalones) pertenecen a otras épocas, etc. Es fiel a la imagen difundida en los siglos XIX y XX, el imaginario popular y los libros de texto: galos bigotudos de largos cabellos, que llevaban cascos con alas o cuernos, apasionados por la guerra y la caza y que vivían en chozas. Tantas ideas preconcebidas que han sido desmentidas por los descubrimientos arqueológicos y la relectura de textos antiguos.

Todas las animaciones, haga clic aquí

open

Prolongue su excursión 

En los alrededores, puede visitar el Castillo de Bussy-Rabutin (10 min.), el pueblo de Flavigny y su fábrica de anís (10 min.), la ciudad medieval de Semur-en-Auxois (15 min.), la Abadía de Fontenay (20 min.), etc.

open

Informaciones prácticas 

Tarifas, haga clic aquí

Servicios
Audioguías en otros idiomas
Cuadernos-juego y guías de visita en otros idiomas
Ludoteca
Librería-tienda
Bocatería
Restaurante

MuséoParc Alésia
1, route des Trois Ormeaux
BP 49 - 21150 Alise-Sainte-Reine
Francia
Tel.: 03.80.96.96.23
contact@alesia.com